El equipo de fútbol-sala del Colegio Mayor Peñafiel disputó el pasado domingo su último partido de la Liga Futsalva 2016/2017. Lo hizo de manera brillante. Los nuestros vencieron 1-2 a domicilio al Atlético Valladolid Futsal A en el Polideportivo del Colegio San José.

Un final de Liga Futsalva brillante

El último choque de la temporada fue un partido vibrante. Pese a no haber nada reseñable en juego, más allá de la obligación moral de ganar, los dos equipos se emplearon a fondo. Tras una primera parte igualada, la segunda mitad empezó de la peor manera posible. Un penalti dudoso nos puso por debajo en el marcador. La cosa se puso peor poco después, porque de nuevo nos señalaron otro pena máxima en contra. Ahí emergió la figura de nuestro portero, pletórico todo el encuentro, que lo paró y nos devolvió de lleno al partido. El equipo cogió moral a partir de esta circunstancia y consiguió remontar en los últimos cinco minutos.

De esta forma, tras una campaña en la que no han faltado las dificultades, el equipo de fútbol-sala del Colegio Mayor Peñafiel finalizó en 6ª posición. Un puesto que sabe a bastante después de un inicio de liga poco prometedor.

Un buen debut en División de Plata

Sin duda alguna, el hecho de jugar en División de Plata se ha notado. Se trata de una categoría en la que nadie regala nada, y en la que la igualdad es la tónica reinante. Como muestra, el siguiente botón. 8 de los 12 equipos que componen la liga han acabado en una diferencia de tan sólo 9 puntos. Cualquiera pueda ganar o perder contra cualquiera. Así es el fútbol-sala, por otra parte.

Todo ello, unido a las numerosas bajas a las que hubo que hacer frente, hicieron que el debut no fuera nada esperanzador. El equipo sufrió para conseguir su primera victoria, que no llegó hasta casi el final de la primera vuelta. Demasiados empates en partidos en los que se mereció mejor suerte. Afortunadamente, la marcha se enderezó a partir de ese momento y, aunque con altibajos, se consiguió salvar la categoría.

Ahora toca descansar, y confeccionar una plantilla de garantías para el año que viene. El objetivo, como siempre, es ir partido a partido. Las diferencias son mínimas en el fútbol-sala, y más en División de Plata. Confiamos, eso sí, que no haya que sufrir tanto como este año.

Compártelo

Te ha gustado, haz que tus contactos lo vean

X