El pasado sábado día 16 dimos el pistoletazo oficial al nuevo curso con la fiesta de inicio de curso. Una forma de meternos de lleno en el nuevo año académico y, de paso, de dar la bienvenida a los nuevos residentes y colegiales de la mejor forma posible. Esto es, sin novatadas, y con una clara intención de que se sientan como en su casa desde el primer día.

Futbito + paella

¿Cómo conseguirlo? Pues a través del deporte y de una buena comida al aire libre. Así de sencillo y efectivo. Torneo de futbito, seguido de una gran paella y de no una menos buena sobremesa. A las 12:30 h. dio comienzo el “rey de la pista” –de nuestra flamante pista de hierba artificial, habría que añadir– con un total de cuatro equipos en liza. Y como suele ocurrir en estos casos, ganó el equipo del organizador. Para ello, Chema Eiros tuvo que echar mano de alguna decisión polémica, como la que privó de los penaltis al equipo de Jorge Vázquez y Rafa García, y de las paradas de Javier Caride, todo un pulpo bajo los palos.

Café irlandés + kahoot

Tras el esfuerzo físico aguardaban las dos paellas, una de carne y otra de pescado, cocinadas por Alberto Pérez, nuestro consumado chef. Y como suele ocurrir también en estos casos, en los que hay buena mano tras los fogones, las dos paellas fueron un visto y no visto. Para reposarlas, fue necesario disputar un “kahoot” –un trivial interactivo al que ya nos ha acostumbrado cosgui– y, sobre todo, echar mano de un buen café con algún que otro aditamento.

En definitiva, una jornada redonda que sirvió para celebrar también el cumpleaños de Mingo. Aunque parezca lo contrario, es un hecho que acumula menos años que km en sus piernas.

Compártelo

Te ha gustado, haz que tus contactos lo vean

X