El pasado sábado día 19 de mayo se organizó una gran paella de primavera en el parterre. Una manera de descansar, por unas horas, del estudio intenso de estos días, en los que ya se avista la recta final de curso con la llegada de los exámenes. Rafa Tomás y Alberto Pérez Lázaro ejercieron de maestros paelleros con dos excelentes paellas que hicieron las delicias de los casi cuarenta comensales que se dieron cita, entre actuales y antiguos residentes. La de Rafa fue una paella de “tierra”, con pollo y conejo en abundancia, mientras que la de Alberto fue más “marinera”, con arroz negro y calamares. Las dos, por decisión unánime del público degustador, compartieron  el premio a la mejor paella.

Tras no dejar un grano de arroz y recoger debidamente todo, tuvimos tertulia. Echeve, que vino para la ocasión, al igual que Gustavo de Prado, Valentín y don Álvaro, volvió a dar muestras de que es un viejo rockero de esos que nunca mueren. “El rompeolas” y “El Carrefour”, dos de los temazos que interpretó, son himnos imperecederos que perviven y pervivirán en la memoria colectiva del Mayor. No es que haya dudas al respecto, pero por si las hubiera. Aparte de la música, también hubo tiempo de recordar viejas anécdotas. En definitiva, un plan para desconectar por unos momentos del estudio intenso de estos días.

Compártelo

Te ha gustado, haz que tus contactos lo vean

X