El pasado miércoles 15 de marzo se celebró la tradicional Jornada de Estética y Artes Escénicas. La edición de este año, que sumaba la número 8, llevaba por título “Cocina a Escena”, en un intento de poner en relación al mundo de la cocina con las artes escénicas.

La primera mesa estuvo dedicada al análisis de la obra La cocina, de Arnold Wesker. De la mano de José María Ureta y Rodrigo Zaparaín, profesores de la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León, hubo ocasión de reflexionar sobre el llamado «kitchen sink realism», que podría traducirse como “realismo de fregadero de cocina”, movimiento cultural inglés que denuncia la opresión a la que se ve sometido el hombre en un contexto social y económico de aparente libertad política.

A continuación, Juan José Villanueva analizó la obra del dramaturgo Rodrigo García. En concreto, la pieza teatral Accidens – Matar para comer, que se desarrolla en torno a un bogavante, desde que está vivo hasta que es servido en el plato y digerido sobre el escenario por el autor.

La jornada finalizó con una última mesa integrada por profesionales del sector. Cristina Tovar y Fernando García, del restaurante Le Bistró; Fátima Pérez, de la tapería La Atrevida, y Carlos Orgaz, de la Federación Nacional de Profesionales de Sala debatieron sobre la evolución del trato con el cliente que ha sufrido su profesión a raíz de programas como ‘Top Chef’ y similares o aplicaciones como TripAdvisor.

Compártelo

Te ha gustado, haz que tus contactos lo vean

X